5 maneras de levantar tu energía sin el café


 

Si te encuentras constantemente bostezando durante el día, estás cansado después de comer, te guías con la norma que “la vida comienza después del café,” entonces eres una de las millones de personas sufriendo de una de las más grandes epidemias de nuestra época: la falta de energía.

En mi trabajo como consultora de salud, veo a mucha gente en esta prueba. Es natural que nuestros cuerpos no puedan seguir el ritmo del torbellino de sensaciones, el estrés cotidiano, las toxinas en nuestro medio ambiente, y una dieta que no es ideal. El resultado es que nos sentimos exhaustos y agobiados la mayoría de las veces, y nos dependemos de fuentes de energía de corto plazo tales como el café o las bebidas energizantes para arreglarnos.

Lo que yo he descubierto con mis clientes, sin embargo, es que en muchos casos sólo uno o dos cambios simples en la dieta y el estilo de vida pueden marcar la diferencia. Me asombro cada vez que le recomiendo a alguien un cambio sencillo, y regresan la semana próxima para decirme que su prueba de toda la vida con el agotamiento ya se ha resuelto. De hecho, me parece que resolver los problemas con la energía es una de las cosas más fáciles que hacer. Aquí están cinco de mis recomendaciones favoritas para levantar tu energía de una manera saludable y sostenible.

Bebe agua. Te sentirías estupefacto saber el número de gente que se siente como un zombi durante su día solo porque no está bebiendo bastante agua. Nuestro cuerpo está compuesto principalmente de agua, y tiene que ser adecuadamente hidratado para funcionar bien. Empieza por poner un vaso grande de agua en tu mesa de noche para beber cuando te despiertas por la mañana, y trata de beber 7 más vasos durante el resto del día.

Toma maca. Se ha consumido este tubérculo comestible de los Andes hace miles de años por sus propiedades de levantar la energía y regular los hormonas y sus cualidades afrodisiacas. Se puede tomar como una pastilla o un polvo en jugos y batidos. Toma 1-3 cucharaditas cada día y pronto disfrutarás de energía sostenida durante el día entero.

Desayuna saludablemente. Más que nada quiero decir que ¡NO COMAS EL AZÚCAR POR LA MAÑANA! Bota todos tus cereales comerciales, panqueques, gofres, pan con guarniciones dulces, y jugos artificiales. En su lugar, escoge productos integrales tales como avena, quínoa, batidos proteínicos robustos con aguacate o leche de almendras, o una tortilla de campo orgánica con toneladas de vegetales.

No comas demasiado. Adelgazar no es la única razón por la cual debes dejar de comer las raciones enormes que se sirven en los Estados Unidos. Comer demasiado disminuye tus niveles de energía, porque aunque no haces nada activamente cuando estás digiriendo la comida, tu cuerpo todavía necesita y usa mucha energía. No comas demasiadas botanas entre comidas, y para de comer cuando estás lleno si te quieres sentir enérgico y bien descansado.

Respira hondo. Igual que la falta de agua, la mayoría de nosotros pasamos el día sin bastante oxígeno, y no lo sabemos. Los adultos no respiran tan profundamente como los bebés y los niños, y con más estrés, se respira menos profundamente. Una buena manera de despertarse el cerebro de un estado perezoso es por hacer ejercicios de respirar profundamente por lo menos una vez al día (pero cuantas más, mejor). Hay muchos ejercicios de respirar profundamente que puedes buscar en YouTube u otros sitios de web.

Translated by / Traducido por Bill O’Connor

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.