Cómo Escoger Los Muebles Que Caben En Tu Espacio


Cómo Escoger Los Muebles

Cómo Escoger Los Muebles Que Caben En Tu Espacio

Decorar la casa toma tiempo, y hay que planear y hacer presupuesto para la decoración también. Cuando se trata de visitar una sala de exposición y una tienda de muebles, es fácil perderte dentro de los muebles, y acabar escogiendo muebles que no caben tan bien en tu casa. Afortunadamente, hay maneras de evitar un desastre de diseño: Aquí tienes cinco maneras comprobadas para seleccionar muebles que caben en tu espacio.

Mide. Esta etapa tal vez parece obvia, pero a menudo los compradores entusiásticos se la olvidan. No vayas a la tienda hasta que hayas medido precisamente todas las habitaciones que piensas redecorar. La pregunta no es “¿Cuantas pulgadas cuadradas puedo caber con cosas?” sino, “¿Cual tamaño de muebles quedaría mejor en mis habitaciones?”

Haz un bosquejo de tu habitación y los muebles que quieres emplazar adentro, tal como un sofá, unos sillones, una mesa de centro, y unas mesas auxiliares. Tu bosquejo te debe guiar en escoger los muebles que no sólo caben en el espacio, sino también te dan bastante espacio vital, y te proporcionan aéreas suficientes para que te puedas mover libremente. Aspira lograr la simplicidad y bastante espacio para que la habitación parezca cómoda sin estar llenísima.

  1. El tamaño importa. Cuando escojas los muebles, piensa en sus tamaños y como se relacionan. Por ejemplo, asegúrate de que tu mesa de centro es la misma altura que los asientos, para que cada mueble combine con la disposición de la habitación. También debes escoger los muebles que caben en el tamaño de la habitación: los sofás largos con cojines grandes se prestan a llenar espacios grandes, mientras que un sofá biplaza mínimo con almohadas extras crea un espacio más cómodo que no está llenísimo.
  2. Considera la utilidad también: Es fácil enamorarte de un objeto que es tu diseño preferido, pero no necesariamente va a ser lo más apto para tu estilo de vida. Tal vez ese sofá de forma L es un poco demasiado grande para tu sala de estar, o el sofá biplaza tapizado bonitamente no cabe adecuadamente la familia y los amigos que te visitan frecuentemente. Considera la manera de que usas la habitación y apégate a los muebles que suplan a tu rutina diaria.
  3. Aprovéchate de los detalles: Piensa en cómo puedes cambiar tus muebles que necesiten un toque extra para satisfacer tu plan de diseño. Quizás te encanta la carpintería de algunos sillones antiguos, pero la tela de la silla se ha desteñido. Tapízala con un diseño de tu elección; puedes mantener su carpintería bonita y a la vez actualizar su apariencia en general. Ten en cuenta que otros muebles que contrastan con la decoración—tal como las cortinas, las almohadas, las alfombras, y la iluminación—pueden añadir calor extra y estilo que combinan y contrastan con tus muebles.
  4. Un mueble llamativo debe destacarse: No tengas miedo de seguir tus instintos y gustos, incluso si hay que abandonar tus planes originales. Por ejemplo, si acabas con un mueble llamativo que contrasta con el diseño del resto de la habitación, puedes darlo un poco más de espacio. Coloca el sillón o la mesa en una esquina que parezca vacía para que sobresalga. Un choque hecho correcto en el diseño añade la creatividad y la originalidad a la habitación, así que no debes tener miedo si todos los muebles no hacen juego o sigue un esquema bien ordenado.

-The Editors

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.