Cómo las niñas están buscando aprobación en internet


No  hay ley que exija  publicar un selfie antes, durante y después de cada actividad. Pero para los niños, es prácticamente obligatorio. Los likes o ‘me gusta’, los corazones y otras calificaciones resultantes se contabilizan, tanto en los números de Internet como en la mente de los niños. Para algunos – especialmente las niñas – lo que  pudo haber comenzado como una forma divertida de documentar y compartir experiencias, puede convertirse en una obsesión por la aprobación que puede causar problemas con las imágenes de sí mismas.

El hecho de que los niños se comparan con las imágenes de  celebridades en los medios tradicionales -y que sienten que no llegan ‘a su nivel’- es un fenómeno bien investigado. Sin embargo, hay nuevos estudios que están comenzando a determinar los efectos de las redes sociales, que son posiblemente más inmediatos e íntimos en la forma en que los niños se ven a sí mismos. Una encuesta de Common Sense llamada ‘Niños, Adolescentes, Medios de Comunicación e Imagen Corporal’ (en inglés) descubrió que muchos adolescentes que usan estas redes se preocupan por cómo son percibidos y que las niñas son particularmente vulnerables:

El 35 por ciento se preocupa porque otras personas los etiqueten en fotos poco atractivas.

El 27 por ciento se siente estresado ​​por cómo se ven en las fotos que publican.

El 22 por ciento dijo que se sentiría mal sobre sí mismo si sus fotos fueran ignoradas.

¿Cómo obtienen los niños las opiniones sobre cómo se ven?

Probablemente conoces aplicaciones populares como Instagram y Snapchat. Pero las maneras específicas en las que los niños usan estas herramientas para obtener – y dar – este tipo de opiniones pueden ser preocupantes. Aquí están algunos ejemplos:

Instagram. El número de seguidores, ‘me gusta’ y emojis que los niños reciben se puede volver competitivo, incluso, muchas veces los mismos usuarios los piden en sus publicaciones. Existen “concursos de belleza” de Instagram y otras actividades de comparación de fotografías, y los perdedores terminan con una gran equis roja en sus fotos.

Snapchat. Tiene puntuaciones que muestran el número total de mensajes enviados y recibidos. Puedes ver las puntuaciones de tus amigos para saber quién está acumulando más puntos.

Hot or Not. Esta aplicación permite juzgar el atractivo de otros basado en una serie de fotos, tocando un icono en forma de corazón o una equis  para clasificarlos. Los usuarios la utilizan para saber lo que otros piensan de ellos.

#tbh. Cuando los usuarios de Instagram escriben la etiqueta “#tbh” (iniciales de ‘to be honest’, que significa ‘para ser honesto’), indican que quieren que otros honestamente valoren sus selfies o que están expresando sus verdaderos sentimientos acerca de la apariencia de otra persona. Ejemplos: “#tbh ¿soy linda?” O “#tbh Creo que eres realmente linda.” Aunque #tbh suele ser positivo, puede ser negativo o hiriente, e incluso cuando se mantiene positivo, refuerza la idea de que la apariencia es lo que más importa.

¿Soy bonita o fea? En estos videos de Youtube los niños – en su mayoría niñas – publican videos de ellos mismos en donde le preguntan a otros usuarios si piensan que son bonitos o feos. Estos videos suelen ser públicos, lo que le permite a cualquier persona publicar comentarios, desde niños en la escuela hasta a adultos desconocidos.

Las buenas noticias

Aunque la búsqueda de aprobación y las dudas sobre sí mismas siguen siendo un problema para las niñas tanto en privado como en público, hay señales de que las cosas están cambiando. La tendencia “sin filtro” está llevando a las niñas a compartir su verdadero yo y aceptar (e incluso desafiar) cualquier comentario que reciban. Bajo hashtags como “uglyselfie”, y “nomakeup” las niñas publican fotos de sí mismas sin adornos, muecas divertidas, imágenes sin retoque y “desastres épicos” (intentos de selfies perfectos que salieron mal).

Dado que los adolescentes suelen estar naturalmente ansiosos por la validación de sus compañeros -precisamente en la edad en la que comienzan a usar las redes sociales- es alentador ver a los niños divertirse con la noción de la perfección. De hecho, uno de los hallazgos más interesantes del estudio de Common Sense es que las redes sociales tienen el potencial de combatir los ideales de apariencia poco realistas y los estereotipos. Y, después de todo, los niños utilizan las redes para ser sociales, y el rechazo constante y la presión no es nada divertida.

Esto ayuda a entender lo poderosas que pueden ser las redes sociales. Si bien fomentan las relaciones y el compromiso -e incluso pueden reforzar la autoestima- pueden ser tanto constructivas y destructivas. Es por eso que no se puede dejar a los niños solos. Ya sea que sus hijos recién hayan comenzado a usar las redes sociales o que ya tengan experiencia, es fundamental ayudarlos a utilizar Snapchat, Instagram y otras aplicaciones para divertirse y conectarse y no como un  combustible para que duden de sí mismos.

Lo que puedes hacer

Háblales acerca de las fotos que publican. Es natural experimentar con la identidad, y es muy común que los niños adopten posturas provocativas al tomarse fotos con sus teléfonos, en las redes sociales y en videos de YouTube. ¿Pero lo hacen sólo porque piensan que los demás lo esperan de ellos? ¿Qué postura tomarían si pudieran hacer lo que quisieran?

Pregúntales cómo los hacen sentir las opiniones de los demás. ¿Están estresados ​​por los comentarios de otros? ¿Les hace sentir bien que les den “me gusta” a sus fotos? ¿Por qué es importante la aprobación externa? ¿Cómo se sienten cuando hacen comentarios negativos sobre ellos?

Ayúdalos a desarrollar una imagen de sí mismos sana. La imagen corporal se desarrolla temprano en la infancia, y el entorno familiar es muy influyente en cómo los niños se ven a sí mismos. Enfatice lo que pueden hacer con el  cuerpo en lugar de cómo se ve. También es importante que los padres tengan cuidado al criticar su propio aspecto y peso en frente de los niños.

Confía en modelos a seguir. Los modelos positivos tienen un efecto enorme sobre los niños. Cultiva el interés de tu hija en mujeres que han luchado y alcanzado sus metas. Además, muéstrale celebridades y otras personas famosas que desafían los estereotipos sobre el tamaño y la belleza y están cómodas con sus cuerpos.

Ayúdalos a parar el ciclo. Diles que publiquen comentarios constructivos que apoyen a sus amigos por lo que son y no lo que aparentan.

Ayúdalos a ver los medios de forma crítica. Hablen sobre imágenes excesivamente sexualizadas o ideales poco realistas del cuerpo de las niñas en los medios de comunicación. Explora sitios web como el Instituto Geena Davis sobre Género en los Medios y The Representation Project que promueven la importancia de la imagen corporal positiva y valoran a las mujeres por sus contribuciones a la sociedad.

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.