¿Cómo perciben los niños y adolescentes las noticias?


Las noticias no son lo que solían ser. Lo que antes era compartido por los periódicos, la radio y la televisión, ahora viene en las historias de Snapchat, en Facebook Live, conversaciones de Twitter y en otras nuevas formas de comunicación. Aún en medio de este nuevo panorama, los padres quieren (y necesitan) que sus hijos sean buenos ciudadanos. Y en cierta medida, eso significa que los niños entiendan lo que está sucediendo en el mundo y que apliquen las habilidades de análisis crítico a la información que les llega en todas sus formas y de todas las fuentes. Common Sense Media es una de las pocas (si no la única) organización que ha realizado un estudio a gran escala sobre cómo los niños reciben las noticias, se involucran y sienten sobre ellas. Nuestro informe, llamado “Cómo los niños y adolescentes estadounidenses perciben las noticias y son afectados por ellas”, fue creado para ayudar a  padres, maestros y políticos a apoyar a los niños en el mundo del siglo XXI, en el que encontrar, evaluar y usar información de forma efectiva será crítico.

Para realizar el estudio “Cómo los niños y adolescentes estadounidenses perciben las noticias y son afectados por ellas” se encuestaron a 853 niños de 10 a 18 años de edad para averiguar dónde obtienen noticias, qué fuentes de noticias (incluidos los sitios de redes sociales) prefieren, así como cuánto confían y qué opinan de  ellas. Los resultados muestran claramente que las noticias no son sólo para los adultos. Muchos niños dicen que leer o ver noticias es importante para ellos, y que se sienten más inteligentes después de leerlas o verlas. Sin embargo, muchos niños sienten que sus voces no están representadas en la cobertura de noticias y que las organizaciones de noticias no entienden cómo son sus experiencias. Éstas son algunas de las conclusiones más importantes:

Los niños y adolescentes valoran las noticias. Alrededor de la mitad de los niños dicen que ver o leer las noticias es importante para ellos, y más de dos tercios dicen que ver las noticias los hace sentir inteligentes y bien informados. La mitad de los niños encuestados sienten que estar enterados de las noticias los ayuda a sentirse preparados para poder mejorar sus comunidades.

Se sienten ignorados y que no son representados apropiadamente. Casi tres cuartas partes de los niños encuestados piensan que los medios deberían mostrar más niños de su edad, en lugar de adultos hablando de ellos. Además, el 69 por ciento dice que los medios no tienen idea de las experiencias de las personas de su edad, y menos de la mitad piensa que las noticias cubren asuntos que les importan.

Perciben prejuicios raciales y de género en las noticias. La mitad de los niños están de acuerdo con la afirmación “siempre que veo a una persona afroamericana o latina en las noticias, por lo general están relacionadas con crímenes, violencia u otros problemas”. Y sólo uno de cada tres niños cree que las noticias tratan a las mujeres y los hombres por igual.

Lo que están viendo los asusta y deprime. El contenido de las noticias puede ser perturbador y hace que la mayoría de los niños se sientan asustados, enojados o deprimidos. Los preadolescentes son más propensos que los adolescentes a decir que las noticias les dan miedo.

Sienten con frecuencia que las noticias falsas logran engañarlos. Menos de la mitad de los niños creen que pueden diferenciar entre noticias falsas y reales. Las malas experiencias con noticias falsas pueden ser una de las razones por las que solo uno de cada cuatro niños tiene “mucha” confianza en la información que recibe de las organizaciones de noticias.

Confían más en las noticias que reciben de su familia. Los niños prefieren leer las noticias a través de las redes sociales. El sesenta y seis por ciento dice confiar “mucho” en lo que dice su familia y el segundo lugar de confianza lo tienen los maestros. Sin embargo, cuando les preguntamos cuál es su fuente preferida de noticias, las fuentes en línea resultaron ganadoras.

Estos hallazgos hablan de la importancia de apoyar a los niños y adolescentes en la educación de medios de comunicación  (la capacidad de análisis crítico necesaria para juzgar el valor de la información). A corto plazo, eso significa que cuando los niños se encuentren con una noticia sospechosa en Facebook, necesitan saber cómo interpretar la información y si vale la pena compartirla. A largo plazo, significa enseñarles a cuestionar lo que ven y oyen para que se conviertan, no sólo en buenos ciudadanos, sino también en buenos ciudadanos digitales. Common Sense tiene una serie de recursos para ayudar a las familias a desarrollar las herramientas que necesitan para prosperar como ciudadanos del siglo XXI. Además, como la fuente número uno en la que los niños confían son los adultos que son parte de sus vidas, necesitamos dar el ejemplo en cuanto al consumo de noticias, motivar a los niños a pensar de forma crítica acerca de las fuentes y discutir las noticias con ellos.

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.