10 consejos para que tu hijo ame la lectura


Los niños pueden convertirse en lectores de por vida por todo tipo de razones. A veces hay un libro clave que captura la imaginación de un niño y él o ella se interesan en el apasionante mundo de la ficción. Otras veces, algún maestro que les asigna leer libros interesantes en la clase despierta la chispa para conocer otras ideas y buena escritura. En algunos casos, los padres influyen a que sus hijos aprecien la lectura cuando ellos mismos comparten su propio amor por la literatura y dan ejemplo con su comportamiento de un lector modelo. Esto lo hacen cuando siempre tienen un libro a la mano, cuando llevan libros en sus vacaciones, leen antes de acostarse y van regularmente a la biblioteca y a la tienda a ver qué nuevos libros les interesan para comprar.

Aquí están nuestros mejores consejos para incentivar la lectura en los niños:

Léele en voz alta: Esto es algo natural para muchos padres que recién tienen niños, pero es importante mantener esta costumbre, ya que los niños disfrutan de esto más de lo que piensas. Cuando le leas a los bebés, a niños pequeños, en edad preescolar y a niños en la los primeros grados en la escuela, es maravilloso tener al niño en tu regazo, que se acurruque a tu lado en el sofá, o que se quede dormido en la cama, mientras disfrutan juntos de los libros ilustrados. Puede que tengas que leer el libro favorito de tu hijo miles de veces, pero es importante hacerlo. Tu hijo va a recordar esa cercanía, además de la historia. También puedes leerles libros que no sean exactamente de ficción a los que tengan curiosidad sobre piratas, vikingos, robots, castillos, historia, deportes, biografía, animales, o lo que sea que les guste. Desde segundo a quinto grado, léeles libros enriquecedores, quizás clásicos como La isla del Tesoro o Alicia en el País de las Maravillas.

Muchos padres piensan que cuando sus hijos aprenden a leer por su cuenta, ya no necesitan que les lean en voz alta. Pero los niños se siguen beneficiando de esta lectura al escuchar el ritmo del lenguaje, la pronunciación correcta y también ayuda a que se relajen. Los niños entenderán que los libros son muy valiosos y especiales en los libros precisamente por el tiempo que comparten con mamá o papá.

Preséntales series o trilogías: Es común que los niños se conviertan en amantes de la lectura de por vida después de quedar atrapado al leer una serie. Y hay un montón de buenas series que mantienen a los niños con mucho interés en leer el próximo libro. Algunas buenas opciones son: Ivy y Bean, Judy Moody para lectores principiantes; Harry Potter, A Series of Unfortunate Events y la serie Percy Jackson para jóvenes adolescentes; así como Hunger Games, Sisterhood of Traveling Pants y Twilight.

Escoge un género: Los niños pasan por diferentes fases de preferencia de géneros que les apasionan, desde niñas detectives a ciencia ficción y fantasía. No te obsesiones con si se les considera gran literatura (aunque algunos libros de género lo son). Siéntete feliz de que tu hijo está devorando libros, uno tras otro.

Alimenta el amor por un autor favorito: Una vez que sus niños encuentren a un escritor que les gusta, es posible que quieran leer todos sus libros, esta es una gran excusa para un viaje a la biblioteca o una oportunidad para el intercambio de libros entre amigos y compañeros de clase. Aquí están algunas buenas apuestas de autores favoritos. Para los niños más pequeños: Dav Pilkey (Las aventuras del Capitán Calzoncillos o The Adventures of Captain Underpants), Beverly Cleary (Beezus and Ramona). Para niños de primaria: Kate DiCamillo (Because of Winn-Dixie), Neil Gaiman (The Graveyard Book). Preadolescentes y adolescentes: Judy Blume (Are You There God? It’s Me, Margaret) y Sarah Dessen (Just Listen).

the secret garden

Cuenta con los clásicos: A estos libros se les llama clásicos porque siguen atrayendo lectores generación tras generación. No hay garantías, pero puedes intentar presentarles a sus hijos tus libros favoritos de cuando eras niño y ver cuál le hace clic. Algunas recomendaciones son las del Dr. Seuss y los libros Narnia, La telaraña de Carlota (Charlotte’s Web) y El jardín secreto (The Secret Garden).

Busca libros sobre las cosas que le gustan a tu hijo: Si tu hijo adora los caballos, intenta con Black Beauty. Si él está loco por los coches, camiones y trenes, échele un vistazo a Otis.  Además, encontraras ayuda o recomendaciones sobre cualquier tema favorito con personas de atención al cliente en las bibliotecas y en las librerías y haciendo búsquedas especificas en internet.

Lo divertido está muy bien, es una buena estrategia: Algunos padres no saben si dejar a sus hijos leer al Capitán Calzoncillos o Captain Underpants, Diary of a Wimpy Kid y otros libros de comedia acerca de niños que se meten en problemas. Hable con sus hijos sobre el contenido, pero tenga en cuenta que los niños quieren leer estos libros no porque quieren imitar las acciones de los personajes, pero debido a que pueden vivir indirectamente a través de su mal comportamiento. El humor es una gran vía para incentivar el amor hacia los libros.

Leer comics también cuenta: Las novelas gráficas son algunas de las tendencias más popula

res en la industria editorial para niños y pueden hacer que los niños se enganchen en la lectura. Los niños pueden comenzar con Squish y Babymouse y pasar a Diary of a Wimpy Kid. Pero esta serie también puede conducir a algo más sofisticado como Marzi y American Born Chinese.

Haz que se enganchen con ebooks o libros electrónicos: 

madre leyendo con su hija

Los niños pueden acurrucarse leyendo en un Kindle, Nook o en un iPad. Algunos estudios recientes afirman que más de la mitad de los niños estadounidenses están leyendo libros digitales al menos una vez a la semana. El formato electrónico ha demostrado ser especialmente atractivo para los niños y para los niños que se negaban a leer. Se puede descargar o acceder a muchos libros en un eReader, y esto lo convierte en una gran opción para leer durante viajes aéreos y en automóviles.

Sin embargo, es bueno tener en cuenta que algunos estudios muestran que las aplicaciones interactivas de libros y los ebooks aunque entretienen, pueden ser motivo de distracción e inhibir la comprensión lectora. Así que para promover la lectura y animar a tu hijo a ser un lector frecuente, es posible que desee seguir con libros electrónicos que tienen la apariencia de un libro de papel encuadernado. Algunos incluso tienen animación que imitan el pasar de las páginas.

Haz de la lectura un valor familiar: Las acciones hablan más que las palabras. Lleva a sus hijos a la biblioteca una vez por semana o una vez al mes para conseguir nuevos libros. Haz salidas regulares a tu librería local, busca libros de bajo costo en librerías o tiendas de segunda mano y muestra a los niños que la búsqueda de un buen libro es como la búsqueda de un tesoro.

Ajusta la lectura a tu estilo de vida familiar: Aparte tiempo para leer — apaga el televisor, la computadora y el teléfono celular. Anima a que el tiempo de lectura sea enfocado en eso nada mas, ya sea cuando se lea independiente o sea lectura en voz alta. Lleva a niños de edad preescolar a los tiempos de lecturas de cuentos en las bibliotecas y librerías. Para los niños mayores, puede ser divertido pertenecer a un club de lectura para padres e hijos. Léele a los niños a la hora de acostarse. Proporciona tiempo y el espacio para que sea un placer para los niños el leer en el carro (si es que no se enferman cuando leen en el auto). También es bueno establecer tiempo y espacio para lectura durante las vacaciones o después de la tarea o que lean por su cuenta antes de acostarse. Advertencia: ¡Esto podría hacer que leer se convierta en un hábito!

Traducido y adaptado por: María Oxálide Alvarez

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.