Conversación con la dramaturga latina Caridad Svich


Hip Latina Caridad-Svich

Conversación con la dramaturga latina Caridad Svich

El Repertorio Español comisionó la última obra teatral de dramaturga Caridad Svich, La tía Julia y el escribidor, el octubre pasado. La comedia, basada en una novela inspirada por la historia de la vida real del autor Mario Vargas-Llosa, se trata de un autor joven en los años 1950 que se enamora de una mujer mayor y divorciada. La obra debutó el 10 de octubre en Manhattan.

Durante su niñez, Svich vivió en siete estados diferentes. Su padre trabajó en la industria textil. Svich dijo, “Él había conseguido ascender al puesto que se llamaría un colorista—la persona que escoge los colores que se usan en un diseño.” Los traslados de su padre dio a Svich la oportunidad de estudiar los Estados Unidos por examinar las calles y los vecindarios pocos conocidos. Sus experiencias inspiraron su escritura, particularmente la variedad de personajes a los cuales luego daría vida en sus representaciones premiadas. Hip Latina recientemente habló con Svich sobre la selección de una obra para adaptar, el tratamiento de la mujer en el teatro, y más. Aquí está la conversación:

Hip Latina: El julio pasado asistió a la Philadelphia Women’s Theatre Festival. En una entrevista, Ud. luchó con la categorización del teatro femenino. ¿Por qué?

Caridad Svich: Creo que la libertad de imaginarte—fuera de tu piel, género, o etnicidad—eso es lo que los escritores hacen. Es el proceso transformacional que experimentas y que con optimismo tu público experimenta. Se trata de un paso empático que a veces se considera lo otro, pero en realidad no es. La lucha tiene que ver con eso.

HL: ¿Cuáles tendencias ha notado desde el punto de vista de artistas de teatro femeninos en comparación con los artistas masculinos?

CS: Todavía hay temporadas en el teatro que consisten en sólo las obras de dramaturgos masculinos y nadie mueve ni un pelo. Creo que hay esta obligación interesante. Creo que hay ese reconocimiento de que las vidas de las mujeres son importantes, y no sólo porque somos mujeres, sino también porque somos la mitad de la población.

HL: ¿Cómo intenta contribuir a la comunidad teatral como dramaturga?         

CS: Muchas veces cuando escribo, hay una protagonista femenina. Me gusta crear papeles para mujeres para que las mujeres los puedan interpretar. Todavía no tenemos bastantes papeles. Si yo puedo ser ese grano pequeño en la arena y crear más papeles para las mujeres, eso es lo que haré.

HL: ¿Y qué de la comunidad Latina?

CS: Cuando he escrito obras Latinas, esas obras fuera del Repertorio, no han avanzado tanto. Cuando recibo comentarios de los directores de reparto, me dicen, “Eh, pues no tenemos los actores.” Creo que [con] más obra como una comunidad, quizás, esa respuesta desaparecerá.

HL: ¿Por qué le intrigó La tía Julia y el escribidor?          

CS: En cierto punto es un cuento velado. Como si nunca supieras la historia real. Me encanta ese tipo de travesura.

HL: ¿Que diría es el tema de la novela?

CS: “¿Cómo nos interpretamos papeles para nosotros mismos?” La obra para mí se trata de la manera de que todas estas personas siempre están actuando. Siempre están interpretando: “Yo estoy jugando el papel del escritor de 18 años que es una máscara que yo me doy a mí mismo. Y tú eres la divorciada alta que me está seduciendo.” Pues, es un papel que te atribuyo. ¿Estás jugándolo o escondiéndote detrás de él? Hay algo en el tono de la novela que tiene esa calidad.

HL: La novela fue escrita en los años 1950. ¿Cuáles marcas de esa época se traducen al escenario?

CS: Hay un tipo de decoro que dicta lo que los personajes pueden hacer o no que es muy tentador. Cuando la besa por primera vez, hay fuegos artificiales. Ellos lo están esperando. Éste es un cuento de amor en que estas personas, sí, tienen una atracción sexual increíble entre sí, pero, también, se enamoran con sus cerebros—la manera de que piensan en el mundo.            

HL: Ahora sigue con su próximo proyecto: Agua de Luna: Songs from the Revolution. Parece que tiene un horario ocupado, por decir lo menos.

CS: Es un poco loco.

Para más información sobre La tía Julia y el escribidor, visita el Repertorio Español.

Rebecca San Juan disfruta escribir sobre una gran variedad de temas, de la cultura a los cuentos de éxito. Síguela en @rebecca_sanjuan

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.