Cuento del lado este: Rompiendo con estereotipos con People’s Yoga (Yoga de la gente)


 

Cuando primero quería aprender a hacer yoga en los 80, tuve que buscarlo en el estudio pequeño y poco convencional de Sivanda Yoga, detrás de una licorería situada en el Sunset Strip de Hollywood. Me apegué a yoga mientras se convirtió en una tendencia de la Nueva Era en LA, y entonces una industria nacional con ropa y equipos especializados y caros, festivales, y retiros. Cuando me mude a Taos, Nuevo México, hice dos veces más clases de yoga cada semana y seguí practicando mientras estaba viajando a ciudades tales como Manhattan, Denver, y Berkeley. En todos estos sitios, era raro ver a la gente de color, la gente que pesaba “demasiada,” o la gente mayor.

Ahora, yoga es una industria de 27 billones de dólares en los Estados Unidos, y la imagen predominante que está asociada con el yoga en revistas, libros, en Instagram y en Pinterest, y en las apps y DVDs es una imagen de un yogui femenino, delgado, joven, y blanco. Con razón se suponen tantas personas que no son parte de este estereotipo que Perro boca abajo o Postura del árbol no son para ellos. Pero el yoga es una práctica universal que originó hace 5000 años para el bienestar físico, mental y espiritual de todos. Y hay gente que han empezado a desafiar el estereotipo: el sitio web Decolonizing Yoga (Desconolizando yoga), Instagrammer popular y “Fat Femme” (“Gorda Femenina”) yogui Jessamyn Stanley, People’s Yoga del Este de Los Ángeles, y otros están abriendo los ojos a las grandes posibilidades de esta ciencia anciana.

People’s Yoga fue fundado como un “estudio móvil” en 2012 por Leah Gallegos y Lauren Quan-Madrid, instructoras que querían ofrecer clases de yoga asequibles y accesibles para la comunidad en el lado este de Los Ángeles donde crecieron. En 2014 abrieron un estudio físico en el Este de Los Ángeles. Ahora People’s Yoga ofrece 28 clases semanales y atrae varios cientos de estudiantes cada semana.

Recién hablamos con Leah Gallegos para aprender por qué decidió abrir su estudio, cómo le da la bienvenida a la comunidad latina, y cómo crea el sentido de una comunidad con la participación de tanta gente diversa.

HipLatina yoga

Hip Latina: ¿Qué fue tu ímpetu para empezar People’s Yoga? ¿Y por qué específicamente en el Este de Los Ángeles?

Leah Gallegos: Lauren y yo estábamos experimentando las ventajas [de practicar yoga], pero también vimos algunos problemas. Las clases eran muy caras, los participantes no representaron a la gente en nuestras comunidades—no se parecieron a nuestras madres, nuestros padres, nuestros abuelos. Como yo nací y me crié en Highland Park y Lauren nació y se crió en Norwalk y Boyle Heights, era natural para nosotras querer hacer este proyecto en el lado este. Y escogimos el Este de Los Ángeles en particular porque estaba en el centro de lo que me gusta llamar un desierto de yoga. Si buscas estudios de yoga en Yelp en el Este de Los Ángeles, hay un desierto grande de estudios de yoga con lo más próximo a una distancia de 10 millas.

HL: ¿Cuáles son algunas de las estrategias que estás usando para atraer a esa población en particular?

LG: Tanto Lauren como yo nos identificamos como chicanas. Y crecer alrededor de muchos latinos en nuestros barrios, era muy natural crear un espacio que sería acogedor para nuestros vecinos, nuestras familias, nuestras nanas, nuestros tatas. La mayoría de nuestros instructores necesitan ser bilingües, porque la mayoría de la gente es hispanohablante o bilingüe. Tuvimos que ofrecer estas clases de una manera en que la gente sería bienvenida y no se intimidaría, donde no importa el tamaño del cuerpo ni tus habilidades, donde todo el mundo se siente a salvo. Queríamos decir, “Yoga es una herramienta para todo el mundo.”

HL: ¿Puedes describir la demografía de tus estudiantes?

LG: Me siento muy humilde y agradecida cada vez que entro en el espacio porque hay tanta variedad de edades, habilidades, orígenes, a veces hasta idiomas, de chino a coreano a español a inglés, todo en una habitación sola. Nuestros estudiantes oscilan entre tres y 70 años o más. También nos enfocamos en las familias. Hay padres con sus hijas, madres con sus hijas, o a veces marido y mujer. Es la variedad más grande en un estudio de yoga que he visto, y yo viajo mucho, así que he tenido la oportunidad de ver muchos espacios.

HL: ¿En general, cuál tipo de impacto esperas tener con People’s Yoga?

LG: Nuestra visión es “Health and wellness for all” (“Salud y bienestar para todos”). Nuestra estrategia es establecer nuestras maneras holísticas de curar no solo con [yoga] sino también con conexiones, apoyo, e interacciones entre nuestros estudiantes. Queremos expandir nuestros servicios para incluir no sólo yoga, Pilates, y meditación, sino también los jugos, batidos, y alimentos saludables además de acupuntura y masoterapia. Creemos de verdad que con nuestro compromiso con la comunidad podemos difundir la salud y el bienestar a través de todas partes, barrio a barrio.

Translated by / Traducido por Bill O’Connor

 

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.