El ‘canario’ que alegrará tu patio


Los canarios, conocidos también como trompeta dorada, trompeta amarilla o Jazmín de Cuba, son “enredaderas de hojas elípticas de color verde oscuro, bien brillantes y de flores amarillas grandes que abren todos los días del año”, según describe el horticultor Carlos Bryan Arana en el documento informativo Los canarios, del Servicio de Extensión Agrícola (SEA) de Puerto Rico.

Variedades y características

Según destaca Arana, en Puerto Rico hay dos especies comunes: el Canario Grande (Allamanda herdersonii) y el Canario Pequeño (Allamanda cathartica). Éstos se utilizan comúnmente para cubrir verjas y muros. Son plantas excelentes para brindar colorido a los alrededores y a su vez ofrecer privacidad.

La principal diferencia entre ellas es el tamaño de sus flores. El Canario Grande posee flores de mayor tamaño de color amarillo pálido con un diámetro de 5 pulgadas. Mientras que las del Canario Pequeño tienen un diámetro de 3 pulgadas. De no estar la flor, la pequeña se puede distinguir observando la parte debajo de sus hojas porque son ‘peludas’.

Arana las describe como “flores amarillas, alegres y vistosas, se producen en pares o tríos. Las yemas florales, al igual que los capullos, son puntiagudos y de color pardo, dando la impresión de que han sido barnizadas”.

Otra variedad es el Canario Rosado (Allamanda blanchetti-A. de candolle). Es trepadora y sus flores son parecidas al tamaño de Canario Grande pero de color rosa oscuro y la ‘garganta’ casi marrón. Las hojas son más pequeñas y ‘peludas’ en ambos lados.

Por último, el Canario Morado o Allanda Morada (Allanda violacea Garden). Generalmente es de forma arbustiva. Sus flores son violáceas de alrededor de tres pulgadas de diámetro, indica Arana en el folleto informativo.

Siembra y mantenimiento

Según el horticultor, los canarios se propagan muy bien por esquejes o acodo. Así que puedes cortar una rama de una enredadera y colocarla en agua en un lugar con sombra. En varias semanas la rama tendrá raíces y podrás realizar la siembra.

El canario puede crecer a pleno sol o semi-sombra; la humedad ambiental es suficiente, así que un riego un par de veces a la semana la mantendrá contenta; en época de poca lluvia, aumenta el riego. Pódala al menos una vez al año para eliminar ramas viejas y así también estimular su crecimiento y floración. Puede crecer en macetas.

¡Disfruta de la naturaleza en sus flores!
Texto por Karmen Vélez Oliver y editado por Perla Sofía Curbelo Santiago

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.