Ensalada de Lechugas Mixtas Con Garbanzos Crujientes y Picositos


Ensalada de Lechugas Mixtas Con Garbanzos Crujientes y Picositos

4 - 6
de preparación15 min
de cocción20 min

Ingredientes

  • 1 1/2 de garbanzos ya cocidos o una lata
  • 1 cucharada de aceite
  • 1/2 cucharadita de pimenta cayena
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 6 tazas de mezcla de lechugas u hojas verdes
  • 2 naranjas
  • 1/4 de cebolla morada en rebanadas muy finitas
  • 3 cucharadas de aceite de sabor neutro, como de aguacate o cártamo
  • 1 cucharada de vinagre de vino blanco
  • 2 cucharadas de jugo de naranja
  • sal y pimenta al gusto
  • *opcional: rebanadas de aguacate

Direcciones

  1. Pre-calienta el horna a 450º
  2. Escurre lo más que puedas los garbanzos. Ponlos entre dos hojas de servilletas de rollo y retira lo más que puedas la humedad. Déjalos sobre unas servilletas de papel secas a un lado.
  3. En un tazón chico, mezcla el aceite, la cayena, el polvo de ajo y el polvo de cebolla con la sal. Mezcla muy bien.
  4. Pon los garbanzos en una charola de horno preparada con papel para horno o un mat de silicó Vacía la mezcla anterior encima de los garbanzos y asegúrate que queden bien cubiertos. Mete al horno por unos 15-20 minutos. Están listos cuando veas que están dorados o firmes al tacto. Sácalos del horno y déjalos enfriar mientras preparas el resto de los ingredientes.
  5. En un frasco chico mezcla el aceite, el vinagre, el jugo de naranja y la sal y la pimienta.
  6. En una ensaladera pon las hojas verdes y adereza con la mezcla anterior. Ten cuidado de no sobre aderezar, con poco tienes.
  7. Termina la ensalada con la naranja en trozos, las rebanadas de cebolla morada y los garbanzos rostizados.

Tristemente la comida ha cambiado mucho en los últimos años. La manera de cosechar, la manera de sembrar y de distribuir alimentos ya es otra totalmente diferente a la que fue hace años.

También, la manera de cocinar y de procesar los alimentos ya es otra. Cada vez se utilizan más pesticidas, más químicos e ingredientes sintéticos en los alimentos que compramos ya preparados.

Pero yo creo, que de todo lo malo siempre sale algo bueno. Y creo que esta mega crisis en la industria alimentaria nos ha vuelto más creativos, nos ha vuelto más audaces y atrevidos en cuanto a sabores e ingredientes a la hora de preparar platillos nuevos.

Tal es el caso de esta ensalada. ¿Cuándo te ibas a imaginar garbanzos rostizados y picosos mezclados con lechugas? Y bueno, creo que la idea de agregar fruta a las ensaladas es de hace mucho. Pero lo que si es reciente, es la idea de platillos simples, sanos y llenos de sabor. Este tipo de cocina ligera te hace sentirte satisfecho y lleno de energía para seguir el día. Creo que atrás quedaron las ensaladas aburridas y siempre con los mismo. Y ojalá que con esta idea, también queden atrás las ensaladas con aderezos de frasco, llenos de grasas e ingredientes que no necesitamos. Ingredientes que no nos hacen bien. Mi teoría es: “Te cuesta el mismo trabajo comer algo malo y no nutritivo que algo nutritivo y bueno”. Por que no comerte lo bueno. Vence esos treinta segundos de duda y antojo y decídete por lo mejor para tu cuerpo.

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.