Ese momento mágico donde todo hace CLICK ¿ya te pasó?


 

 Está claro, al  menos para mí … que no vinimos a este planeta a respirar, comer, ponchar, pagar deudas, dormir y volver a empezar. ¿Qué sentido tendría vivir? ¿Pasas por la vida o la vida pasa por ti? Creo firmemente que todos llegamos a este plano físico con talentos y propósitos asignados. El alma llega con vocación asignada. Para muchas esa pasión se revela a temprana edad y para otras toma tiempo ese momento mágico en que todo hace CLICK.  Si todavía no encuentras tu pasión, tu propósito de vida te invito a que hagas un viaje al pasado, sola, en tu lugar favorito con una copa en mano (preferiblemente de tu bebida favorita J) y repases los momentos claves de tu vida. ¿De pequeña a que jugabas? ¿Qué le decías a todos con ilusión que serías? ¿En qué materia recibías felicitaciones? Presta  atención a los comentarios de tus amigas cuando te comentan  “¡wow deberías ser vendedora!” o  “¡Qué bien se da la cocina!”. Cuando estamos alineados con nuestro propósito de vida el trabajo es un disfrute y hasta divertido, te nace y se realiza con amor. Cuando nuestro trabajo está alineado con nuestra misión de vida el éxito es inevitable y tu mereces tener una vida con propósito, nunca es tarde, no importa la edad que tengas,  nuestra verdad siempre espera paciente al momento justo.

Comparto contigo mi momento mágico, en el que entendí que tenía un propósito que cumplir. De pequeña, no recuerdo la edad, mi mamá me contó la singular historia de cómo llegué al Planeta. Mis padres llevaban 11 años de casados, habían intentado tener familia sin éxito. Mi madre se sometió a  múltiples  tratamientos y cirugías sin éxito. Los médicos no le daban esperanza por lo que estaban en el proceso de una adopción internacional. Mi mamá se enteró que estaba embarazada de mí a los 5 meses de gestación pues no relacionaba sus síntomas con un embarazo que era imposible, según los médicos. Era día de elecciones en San Juan, de Puerto Rico, mi madre se encontraba haciendo una larga fila para ejercer su voto cuando una mujer  desconocida se le acercó y tocó  su visible panza de embrazo, la miro … entonces le dijo … “Tendrás una niña …ponle por nombre Vanessa”.

Mi madre aún no me había puesto nombre pero tampoco le hizo mucho caso a la extraña mujer. Un mes después, se encontraba en su habitual cita al salón de belleza, una elegante dama que no conocía se le acercó, le sonrió y le dijo “Darás a luz a una niña, ponle por nombre Vanessa”.  Mi madre sintió como su corazón se aceleraba y una corriente recorría todo su cuerpo. Ya no era una casualidad, era un mensaje. Muy pocas personas saben que Vanessa es mi segundo nombre porque desde que nací mis padres y familia me llaman Vanessa en honor a esas mujeres mensajeras que las imagino ángeles. Después que nací mi madre intentó tener más hijos,  sin éxito.

Una vez tuve la madurez para internalizar mi historia me dediqué a tener una vida con propósito, entendiendo que hay algo más que respirar, comer, pagar deudas y dormir. He tomado todos los cursos que han llamado mi atención buscando ese click en mayúsculas. Siempre he disfrutado lo que hago en los diversos puestos que he tenido el privilegio de desempeñar. Siempre buscando de que formar impactar. Desde pequeña aunque tímida e introvertida, siempre fui comunicadora (¡ lo que parecen opuestos! ), ya fuera declamando poesía, redactando cuentos o haciendo radio de mentiritas. En mi vida adulta, el ejercicio de “Story board” me ha ayudado, la visualización, colocando en una cartulina imágenes de lo que quiero alcanzar en mi vida. Hace unos meses comencé un nuevo proyecto que me nació del alma ( si te sale del alma es bueno)  Mujer Emprende PR es una organización sin fines de lucro que tiene como propósito ofrecer talleres y herramientas libre de costo a otras mujeres para que puedan lograr sus sueños como emprendedoras o avanzar en su vida profesional. Cada vez que me paro frente a cientos de mujeres a compartir mi conocimiento y experiencia para que ellas puedan desarrollarse siento una mezcla de emoción y paz que me comunica que hoy este es mi gran CLICK, mi propósito de vida en este momento. ¡No puedo esperar a seguir impactando vidas por el mundo! Amiga, la vida es demasiado corta como para que no la vivas desarrollando al máximo tus talentos y compartiendo con el mundo tu pasión, tu propósito de vida. Escucha tu voz interior que nunca se equivoca. Me encantaría conocer tu momento mágico en que todo te hizo CLICK, ¿me cuentas?.

Tu amiga y Mentora

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.