Feministas latinas reclaman sus brujas internas

Como muchas latinas, tuve una crianza bien cristiana/católica. La familia de mi madre siempre ha sido predominantemente cristiana, mientras que la mayoría de la familia de mi padre se identifica como católica, lo practiquen o no. Todo lo que estaba fuera de esas creencias centradas en Jesús Cristo era considerado “malvado” o incluso “satánico”, sobre todo si tenía que ver con brujería o santería.

El estigma asociado con las brujas o la Santería (también conocido como la devoción a los santos) ha existido desde que los colonizadores españoles se establecieron en Latinoamérica. Al ser católicos, los españoles rápidamente demonizaron las prácticas espirituales de nuestros ancestros indígenas y africanos, especialmente las mujeres. Pero las jóvenes latinas están rompiendo el tabú que rodea estas creencias espirituales ancestrales y reclamando su bruja interna feminista como nunca hemos visto anteriormente.

“A una edad temprana, me di cuenta de que no me sentía identificada con el catolicismo, y tampoco me lo callaba”, dice Connie Chávez, una directora, fotógrafa y activista peruana americana de Nueva York. “Me miraban como una pecadora, malcriada, pagana, loca, y probablemente me han dicho que iré al infierno más veces que a cualquier adolescente en su vida. El cristianismo te enseña que hay un solo dios y que serás castigado si reconoces alguna otra “verdad”. Este mandamiento es lo que evita que las personas adopten, o simplemente que coexistan, con otras creencias por miedo”. Pero hoy día, las jóvenes latinx finalmente están superando esas limitaciones.

La fe en Oshun (u Ochun) es una práctica espiritual que es popular tanto en Cuba (a través de Santería) como en Brasil (a través de la religión de Candomble) que se deriva de la tradición Yoruba, que originó en Nigeria, Benín y Togo. Y aunque estas prácticas han existido desde antes de la colonización española, en los últimos años se han vuelto cada vez más populares entre las “millennials” latinas, quienes han podido encontrar el sentido de comunidad en las redes sociales y más representación en cultura popular y en los medios de comunicación tradicionales. Hemos visto elementos de Oshun en la música del dúo cubano-francés Ibeyi e incluso en el álbum visual de Beyonce, Lemonade. La rapera puertorriqueña Princess Nokia orgullosamente proclamó su conexión bruja en su canción acertadamente titulada “Brujas“.

“En abril, la revista Vogue publicó un artículo contando la historia sobre el equipo de patinaje del Bronx llamado Brujas. La revista Latina actualmente vende la mercancía de Bad & Bruja“, dice Annie Vázquez, una bloguera de moda y espiritualista cubana americana de Miami, Florida.

“Salir a la luz nos da poder y el poder está en los números”, agrega Vázquez. “Nosotras [las latinas] cogimos la palabra bruja y ahora simboliza algo poderoso y atractivo nuevamente. Hay un movimiento mágico que se nutre de nuestra cultura antigua. Uno lento pero poderoso que se conecta con un poder superior y los elementos de la tierra.”

¿Por qué este cambio repentino? Para muchas latinas, el feminismo brujo va de la mano con el clima político actual. “Creo que estamos viendo un aumento en las jóvenes latinas que están recuperando su bruja interna debido al estado de nuestro país. Estamos atravesando una crisis político-social y las redes sociales les da vida a estos temas”, dice Nathalie Farfán, una de las fundadoras y creadoras de Morado Lens, un “podcast” feminista presentado por ella y su amiga de la infancia, Cindy Rodríguez, que habla sobre abrazar tu bruja interna, el sexo y la cultura.

“Creo que el incremento en el feminismo brujo es debido al clima político y la facilidad de compartir estos agravios con otras mujeres de mentalidad similar por las redes sociales”, agrega Rodríguez. “Diferentes grupos marginados, como las feministas brujas, mujeres de color [también conocido como mujeres de comunidades étnicas] y las mujeres trans, se han galvanizado en un movimiento más grande, como la Marcha de Mujeres en Washington DC. No lanzamos este podcast como una solución, pero nos dimos cuenta de que era necesario reunir mujeres, específicamente de comunidades minoritarias, para celebrar quienes somos y de dónde venimos, enfocarnos en lo positivo y expandirnos juntas”.

El feminismo brujo no solo crea un espacio para que las latinas participen de una discusión más grande sobre los derechos de las mujeres y las injusticias socio-raciales, sino que también de muchas maneras las permite ser vistas. Da, por ejemplo, afrolatinas o latinas de procedencia indígena, una oportunidad para honrar su linaje de piel oscura que ha sido escondida y borrada por las influencias eurocéntrica en nuestras vidas. Es una forma de descolonizar y sanar.

“Estamos en una época en la que estamos descubriendo nuestra independencia en mente, cuerpo y espíritu, y estamos dispuestas a explorar nuestro poder personal y lo que eso significa. Mucho de esto está ligado a nuestra ascendencia, historia y cultura, porque hay un resurgimiento de la brujería y la espiritualidad como una marca y tendencia en auge”, dice Tatianna Morales, especialista en tarot intuitiva puertorriqueña y afroamericana, médium y practicante de rituales en New Orleans, Louisiana. “Las latinas están utilizando remedios y prácticas ancestrales (en todas las formas posibles) que se derivan de su herencia u otras culturas con las que se identifican. [Esto funciona] como para explorar su potencial como un ser espiritual, para hacer las conexiones significantes de sus vidas, inducir la sanación y las transformaciones personales”.

El aumento de jóvenes latinas reclamando algo que durante siglos ha sido percibido como un tabú cultural y transformándolo en algo sano y empoderador, definitivamente nos inspira. Dice mucho sobre la fuerza y ​​el poder tanto en la identidad Latinxs como en el feminismo interseccional. De hecho, para algunas latinas, acoger y reclamar el feminismo brujo no es necesariamente para ellas sobre la Santería o sobre ser una espiritista – si no, todo lo que abarca el feminismo brujo.

“Honestamente, en mi opinión, el término “bruja interna” básicamente dice:” Soy una latina que está en sintonía con mi cultura y espiritualidad. Me encanta que lxs latinxs estén orgullosos de su cultura ahora más que nunca”, dice Araceli Cruz Belz, una periodista y escritora independiente mexicana-estadounidense de Hillsborough, Carolina del Norte – que no se identifica como tal una bruja. “Soy una persona que cree en un poder superior. Creo en Dios, creo en Jesús, creo en el poder de mis antepasados. Y creo en el poder que tengo como persona”.

Desmitificar las prácticas y seguir los pasos espirituales de sus ancestros africanos e indígenas, permite a las latinas sentirse lo suficientemente seguras como para ser y aceptar quiénes son y quiénes deben ser. Nos ayuda a descubrir a profundidad, de manera espiritual, nuestros seres internos que no siempre hemos podido explorar, y a la vez, formamos hermandades sólidas y vínculos mujeriles.

“El feminismo brujo es una energía clara. [Es] una energía de amor, acepta todo, y es curioso”, dice Stephanie Flor, una maquillista de celebridades costarricense-ecuatoriana y fundadora de “Around the World Beauty”, una plataforma donde ella descubre la belleza interna a través de a perspectiva global y ancestral. “Es importante para nosotros reclamar este poder para crear una mayor conexión con nosotros mismos y el mundo que nos rodea. Nuestros antepasados ​​buscaban respuestas entre las estrellas y la tierra, y nosotras podemos abrir esas conversaciones y estar orgullosos del trabajo que nuestras raíces han compartido para definir el mundo en el que vivimos hoy”.

El feminismo brujo es una oda poderosa a los seres fuertes y dinámicos que nuestros antepasados ​​nos moldearon para ser. Comprende todo lo que somos, lo bello, lo empoderado, lo feminista, lo espiritual y la diversidad de nuestra herencia latina. Tal vez nos pudo haber tomado siglos para convencernos a nosotras mismas y al mundo que lo malvado y satánico no tienen que ver en esto, pero aquí estamos y qué gran momento para reclamar esta parte de nosotras que ha sido oprimida por demasiado tiempo. ¡Empodera a la bruja que vive en ti!

Comments

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.