Libro Relata la Historia del Jardín a Través de 50 Herramientas


Las herramientas del huerto o jardín son esenciales para desarrollar su potencial. Ahora bien, cuáles necesitaremos dependerá en parte en lo que queremos y en el tipo de espacio disponible.

Como ya hemos comentado anteriormente, el buen mantenimiento de éstas puede ayudar a que duren por años, siempre y cuando sean de calidad. Hay herramientas que pasan de una generación a otra sin perder un ápice de funcionalidad. Mientras otras podrían verse muy bien como accesorio ornamental, en museos o para reusarse con otro propósito para el que fueron creadas. Todas tienen algo que aportar.

Precisamente, leía una columna sobre jardinería, y el autor hizo referencia a un libro en el mercado sobre la historia de las herramientas que usamos en el huerto, y tan pronto realicé la búsqueda quedé prendada de su contenido.

A History of the Garden in Fifty Tools, del periodista británico Bill Laws, es un libro que todo amante de la jardinería debería tener en su biblioteca. En cinco capítulos, el escritor compila el trasfondo histórico y uso moderno de instrumentos todavía esenciales para nuestro jardín.

Laws, un reconocido editor y experto en asuntos de historia y viajes, destaca los 50 instrumentos esenciales para cada tipo de jardín y/o actividad huertera. La lectura promete entretenimiento pero también conocimiento sobre por qué y para qué fue creada originalmente la herramienta, que posiblemente tenemos o nos cuestionamos si en realidad será funcional para nuestras labores. Estos capítulos son: El jardín de flores; El huerto de vegetales; La grama; El huerto de frutales; y Estructuras y accesorios.

Para que tengan una idea sobre el rico contenido que nos espera leer, el tenedor o grinche es una herramienta multiusos utilizada para voltear el suelo, airear y también se utiliza para mover la composta. Sí, gracias, ya lo sabíamos. Lo que tal vez desconocíamos muchas es que su nombre en Latín es Furca y su uso en el jardín vino tardío, pues primero se utilizó como arma de castigo.

Asimismo, el autor reseña el azadón o pico de mano (mattock) como la primera multiherramienta en la historia, que combina atributos de corte y cava. Sin embargo, apunta que a pesar de su funcionalidad no es común verla en los huertos caseros.

Cabe destacar que además de los instrumentos más esperados, y que aparecen en esta lista, Laws incluye otros de igual o hasta mayor importancia para amantes de la jardinería. Por ejemplo, los catálogos son una herramienta importante para todo huertero, pues esta publicación ilustrada contiene información sobre semillas y plantas, necesarios para la planificación de futuras cosechas. Otra ‘herramienta’ es la utilización de la nomenclatura del Latín como lengua precisa e internacional para describir las cosas vivas. En el siglo 18, Carl Lannaeus fue el primero en integrarla para describir el mundo de las plantas, y desde entonces podemos distinguir sobre la familia y variedad específica, independientemente del idioma que hablemos.

Aparte de los datos históricos, descripciones, ilustraciones y fotografías a color, el autor nos ofrece recomendaciones prácticas si vamos a comprar herramientas usadas o vintage.  

Esta exquisita y entretenida lectura no solamente expande nuestro conocimiento, sino que también es perfecta para cuando estemos disfrutando en nuestro jardín. Es un excelente regalo.

A History of the Garden in Fifty Tools es publicado en Estados Unidos por University of Chicago Press; tiene un costo de $25. También está disponible en formato digital ($18).

Otros libros publicados por Bill Laws incluyen: Spade, Skirret and Parsnip: The Curious History of Vegetables; Fifty Plants that Changed the Course of History.

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.