Plantas de mucho estilo y poco mantenimiento | Agrochic


Existe toda una legión de admiradoras por este tipo de plantas. Las plantas suculentas son aquellas en las que la raíz, el tallo o las hojas se han engrosado para permitir el almacenamiento de agua en cantidades mucho mayores que en el resto de las plantas. Esta adaptación les permite mantener reservas de líquido durante periodos prolongados, pudiendo sobrevivir en entornos áridos y secos que otras plantas encuentran inhabitables. Los cactus son uno de los ejemplos más comunes, pero también existen otras plantas como el kalachoe y rosa del desierto. Así que, todos los cactus son suculentas, pero no todas las suculentas son cactáceas.

Mantenimiento general para las suculentas y cactus

Uno de los atractivos de las suculentas es que son plantas purificadoras del aire, sobre todo en espacios interiores, así que también contribuirán en nuestra salud. Estas plantas vienen en una amplia variedad de colores y texturas. Puedes sembrarlas individualmente o combinarlas en un solo tiesto. Necesitan muy poca agua, al menos cada dos o tres semanas, y no más de seis a ocho onzas. Se ven muy bien en tiestos porosos como el barro, piedra y cemento.

En el caso particular de los cactus, colócalos en un área soleada, y si están en el interior, procura que sea cerca de una ventana o espacio con luz brillante. Los cactus vienen en una amplia variedad de formas, tamaños y colores. Cuando reciben suficiente luz, muchos de ellos florecerán en colores como el blanco, rosa, rojo, anaranjado, amarillo o púrpura. Su crecimiento es lento así que no necesitarás fertilizarlo, pero si lo haces, hazlo en primavera y verano. Otra de sus grandes ventajas es que no necesitas podarlos.

Así que si estás buscando embellecer tu hogar, patio o área de trabajo, con el más mínimo esfuerzo, las suculentas y cactus son las plantas ideales para ti.

Fuentes consultadas:

CostaFarms.com

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.