Roberto Fonseca: reinventando la música jazz latino


Cuando pienso en los estilos musicales que son populares en Europa, la música latina no es lo primero que se me ocurre. Y soy *casi* experto porque fue súper difícil encontrar una estación de radio de reggaetón durante mi recorrido por Francia el verano pasado. Pero Roberto Fonseca está rompiendo el molde. Con una forma única de jazz latino, ha logrado popularizar un estilo musical que de otros modos no habría sido tan popular tan lejos de América Latina.

A la vez, Roberto celebra sus raíces latinoamericanas con proyectos creativos en Cuba. Ha trabajado con el DJ británico Gilles Peterson en el proyecto Havana Cultura para exhibir músicos y artistas cubanos. Su último álbum, ABUC, celebra la diversidad en Cuba y pretende contextualizar la historia distinta de la isla. Algunos lo han clasificado como uno de los mejor álbumes del año 2016—meritorio de ser nominado a los Grammy.

Antes de partir para su próxima gira europea, Roberto habló con nosotros sobre su música, su país, sus logros, y sus metas para el futuro. Esto es lo que tuvo que decir.

Para empezar, dime un poco sobre la popularidad del jazz en Cuba. Leí que el jazz fue una de tus primeras influencias y que tu debut como músico fue durante el festival internacional de jazz en La Habana cuando tenías sólo quince años. ¿Por qué te interesó tanto el jazz?

Roberto Fonseca: El jazz en Cuba es muy popular. Tenemos una muy fuerte conexión musical con los Estados Unidos—de ahí viene el jazz latino. Es algo mágico y único poder mezclar las frases rítmicas y melódicas cubanas con las del jazz americano. Cada músico quiere expresar sus ideas, filosofía, y sentimientos mediante la música. Por eso me sentí muy interesado en aprender a tocar jazz para después combinarlo con los ritmos de mi país.

jazz piano

Foto: Roberto Fonseca Facebook

Además del jazz, una gran parte de tu música incluye estilos cubanos más tradicionales. Has colaborado con algunos miembros del Buena Vista Social Club—un grupo que fue esencial en el resurgimiento de la música tradicional de Cuba y América Latina. ¿Cómo influyeron en tu trayectoria como músico?

RF: Haber tocado con ellos fue algo muy importante en mi vida personal y en mi carrera. Para mí ellos fueron la verdadera escuela de música tradicional cubana. El son montuno y la guajira son los estilos que más me gustan de la música cubana en general. Y que mejor que tocarlos con los verdaderos maestros de estos estilos—por eso les agradezco mucho a ellos. Gracias al apoyo que me dieron soy el músico que soy hoy.

Has pasado mucho tiempo de gira en Europa—y regresas a Europa para promocionar tu nuevo álbum durante los próximos meses. El jazz ha sido popular en Europa desde su principio, pero la música latina no es tan bien conocida allá. ¿Cómo empezaste a tocar tu música en Europa?

RF: La música es un lenguaje universal que nos da la gracia de poder ir a varios lugares del mundo. Cuando quieres compartir algo muy especial como la música, y lo haces con mucho respeto y mucha pasión, no importa cuán lejos sea el lugar o país. Siempre serás bienvenido. La música es la razón por la cual la vida existe.

¿Piensas que con tu estilo hibrido de música—combinando el jazz con la música cubana tradicional y la música afrocubana—alcanzas un público más amplio? Me interesa porque he pasado mucho tiempo en España y aunque hablan español allá, parece que la música de América Latina no es tan popular. Hay casi una reticencia en tocar los hits que se escuchan en Nueva York, Miami, y el Caribe.

Perfil de Roberto Fonseca jazz

Foto: Roberto Fonseca Facebook

RF: El ser humano es muy diverso y hay público para todos los estilos musicales. Es una cuestión de contexto y de ambiente. No debemos llegar para imponer nuestros gustos musicales—al contrario la música es un medio de expresión y a la vez un medio de comunicación. Sin importar donde estés lo más importante es tener diálogos mediante la música y compartir sentimientos. Eso es lo mágico de la música. No necesitas saber el mismo idioma para poder tocar juntos o para hacer vibrar a las personas.

¿Entonces piensas que es posible separar la música afrocubana de la música cubana tradicional? Cuando visité Cuba, algo que se destacó fue la diversidad de la gente. Por lo general, los grupos sociales no se dividen por el color de su piel. ¿Existe esta misma convergencia de orígenes en la música cubana también?

RF: Cuba es un país muy especial donde siempre he dicho que es una fábrica de músicos. Aquí te podrás encontrar muchos estilos musicales gracias a la diversidad de colores que tenemos. Esto hace posible cuando todos compartamos nuestras ideas y sonidos según la tradición familiar que tengamos. Es algo muy importante en una cultura donde todos sienten y quieren escuchar diferentes estilos musicales.

Jazz Piano Roberto Fonseca Jazz

Jazz Piano Roberto Fonseca

Otra cosa que vi en Cuba es que hay mucho orgullo por los músicos cubanos. Aunque se escuchan las mismas canciones que escuchamos en los Estados Unidos u otras partes del Caribe, hay mucha énfasis en los músicos cubanos—tales como Chacal y Jacob Forever. En el proyecto Havana Cultura, tú has enfocado mucho en exhibir esta cultura cubana única. ¿Cómo te fue esta experiencia y qué es lo que esperas compartir con el mundo sobre la música cubana?

RF: Tenemos mucha música y tenemos muy buenos artistas en Cuba. Por eso espero sobre todo con mi nuevo álbum ABUC que las personas conozcan un poco más de nuestra cultura. Espero que el mundo se sienta más interesado en la cultura de mi país. Y así descubran la gran diversidad de estilos, ritmos, y melodías que tenemos.

¿Y tuve que preguntar… cómo decidiste llamar el álbum ABUC—Cuba al revés?

RF: Estamos contando parte de la historia de la cultura cubana desde casi su comienzo hasta el día de hoy. Backwards!

¿Por último, si bien no menos importante, tienes algunos consejos para artistas que no se consideran parte de la corriente principal pero a la vez quieren compartir sus talentos con el mundo?

RF: Nunca dejen de creer en lo que haces. Siempre trata el arte de una manera única. El premio mayor será poder crear varias buenas sensaciones intensas en el público sin importar de qué país vienes.

Si vas a estar en Europa, no pierdas la oportunidad de asistir a la gira de Roberto Fonseca entre marzo y agosto. Si no puedes ir, esperamos que disfrutes de su música y te sientas ese orgullo cubano en los ritmos y las letras de sus canciones.

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.