Violeta Parra: Una historia del tesoro vivaz de la música chilena folclórica con lista


Prev1 of 3Next

Violeta Para Music

Ser chileno es vivir al límite. Un país angosto y largo con 18 millones de personas cuya punta sureña representa el final del continente suramericano—o, como dicen muchos, el final del mundo—está rodeado por el Océano Pacífico salvaje al oeste, las Montañas Andes formidables al este, y el Desierto Atacama implacable al norte. La abundancia rica de música folclórica en Chile refleja este paisaje dramático y la historia chilena que es igualmente dramática.

El baile nacional de Chile, un estilo coqueto que usa pañuelos que se llama la cueca, es el género folclórico que todos los turistas conocen. Pero cada región en Chile es como un microclima musical. En el norte, por ejemplo, se oyen las influencias de la gente pre-inca—los Quechua, Aymara, y Atacama—además del liturgia católico y las bandas españolas militares y coloniales. La vida rural es la base de la música del Valle Central agrícola, con sus huasos que cantan y bailan, la versión chilena del vaquero. Y en la Isla de Pascua se encuentran canciones y bailes con origines de culturas polinesias, tales como el baile sensual con influencias samoanas que se llama el sau sau.

Prev1 of 3Next

Language

Buscar

Social

Get our best articles delivered to your inbox.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.