mother daughter planting a garden
Family

Consejos Antes de Preparar tu Huerto

Un huerto urbano, bien planificado, representa beneficios inmediatos para la familia y la comunidad. La siembra de frutas y vegetales en bancos o macetas, tiene un impacto positivo en nuestra salud física y emocional, como también en nuestro bolsillo.

Antes de sembrar, considera los siguientes pasos:

semillas o plantas
IG: @agrochic

Planificación- Esta es la parte donde comienzas a organizarte. Mucho antes de comprar semillas o plantas: visualiza el tipo de huerto que quieres; realiza una lista de todas las hierbas, frutas y hortalizas que te gustaría cultivar. Además, es importante que tengas claro cuántas personas quieres alimentar y quiénes te ayudarán en el mantenimiento del huerto. De esto dependerá el presupuesto, tu disponibilidad y la cantidad de plantas que necesitarás.

 

 

casa rosada con flores
IG: @agrochic

Ubicación– Las hortalizas necesitan al menos ocho horas de sol al día. Identifica la parte más soleada en tu patio o balcón. Recuerda de alejarla de la sombra de los árboles. Decide si vas a sembrar en un cajón de siembra, macetas o directo en el terreno.

Cada uno de estos tiene sus ventajas. Si tienes el espacio y el presupuesto, puedes construir un cajón para rellenar con sustrato de calidad. Esto facilita el trabajo de siembra, sobre todo si tenemos terrenos con un drenaje débil o suelos que necesitan enmiendas (materia orgánica) para mejorar su estructura y añadir nutrientes para que las plantas puedan crecer saludables.

Si tienes un espacio limitado, puedes escoger entre la variedad de macetas en el mercado: plásticos, piedra, madera o terracota. Todo dependerá en qué plantas o árboles estarás sembrando y sus requisitos de mantenimiento. Si vas a sembrar directo en el terreno, asegúrate de tener las herramientas adecuadas para desyerbar, arar y remover piedras en el área seleccionada para la siembra. Recuerda que la frecuencia de riego en cultivos de macetas es mayor que los sembrados directo al terreno. Procura que haya fácil acceso a la toma de agua.

Semillas y plantas– Si estás construyendo un huerto casero, selecciona pocos cultivos para comenzar. Tres a cinco cultivos será un buen comienzo. Considera tener al menos tres plantas para cada uno de ellos. Así conocerás cada uno y, en caso que haya algún problema como plagas, deficiencia de nutrientes en la planta u otro, podrás atenderlo más rápido. Considera comprar tus plántulas en viveros, y realizar semilleros para aquellas plantas que no soportan mucho el proceso de trasplante, como por ejemplo las leguminosas (habichuelas, gandules).

Cebolla verde, albahaca y pimientos
IG: @agrochic

Selección de cultivos– Cultiva aquellas plantas que más utilizas y que tienen gran potencial de uso en tus comidas diarias. Hierbas aromáticas como cilantro, recao, perejil, romero, albahaca. Hortalizas de fruto como berenjenas, tomates, calabaza, pimientos. Hortalizas de hoja como lechuga y repollo. Variedades de semillas como habichuelas y gandules. Asimismo, farináceos como batatas, guineos, plátanos, entre otros. Si quieres sembrar árboles frutales, selecciona variedades de injerto. Éstas crecen muy bien en tiestos de más de 20 galones y pueden producir frutos mucho más rápido. Recuerda ubicarlos en un área alejada de tus hortalizas para que cuando crezcan no les provean sombra. Los árboles frutales necesitan mucho riego, sobre todo durante su primer año.

 

Identificación– Prepara letreros que identifiquen cada cultivo, sobre todo cuando estén en las primeras etapas de desarrollo. Así les ofrecerás el mantenimiento adecuado según los requisitos de cada cultivo.

calabaza
IG: @agrochic

Cosecha- Cercano al tiempo de madurez de cada cultivo, asegúrate de tener un plan para la cosecha. Busca recetas especiales; determina cuánto intercambiarás, venderás o regalarás. Asimismo, ten un plan de almacenamiento, sobre todo para aquellos cultivos grandes como las calabazas y melones. Aprende sobre cómo preparar conservas para disfrutar por más tiempo de tu cosecha. Guarda semillas de cada cultivo excepcional para la próxima temporada de siembra.

 

 

Sin duda, la siembra representa una actividad física y recreativa para quienes se involucran en ella. Asimismo, compartir esta actividad con otros miembros de la familia y/o comunidad fortalece nuestras habilidades de comunicación, confraternización y la búsqueda de soluciones a asuntos de importancia como lo es la producción de alimentos.

 

[wpml-string context="hiplatina" name="language"]Language[/wpml-string]

[wpml_language_switcher native="1" translated="0"][/wpml_language_switcher]

[wpml-string context="hiplatina" name="search"]Search[/wpml-string]

[wpml-string context="hiplatina" name="social"]Social[/wpml-string]

Get our best articles delivered to your inbox.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.