Tres Hierbas Amigas de la Mujer

En su libro Herbolario, la puertorriqueña Tania Rosario-Méndez y educadora en cuidado prenatal, reseña “diez hierbas amigas de la mujer,” de las cuales destacamos aquí tres y que posiblemente ya tengas en tu huerto o que te será fácil conseguir para que las tengas siempre a tu alcance

lavanda lavender

En su libro Herbolario, la puertorriqueña Tania Rosario-Méndez y educadora en cuidado prenatal, reseña “diez hierbas amigas de la mujer,” de las cuales destacamos aquí tres y que posiblemente ya tengas en tu huerto o que te será fácil conseguir para que las tengas siempre a tu alcance. Con el permiso de la autora, compartimos algunos de los extractos de uno de sus capítulos y por qué deberías considerar sembrarlas.

El Jengibre

Un antiguo proverbio de la India dice: “Toda buena cualidad está contenida en el jengibre”. Conocida y venerada desde el año 3,000 B.C., aparece en El Clásico Libro de Hierbas del emperador Shen Nung. Además de ser una especia deliciosa y aromática, el jengibre es uno de los remedios botánicos más utilizados del mundo debido a sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y analgésicas. Estimula la secreción de saliva y la actividad digestiva, calma el estómago, alivia las náuseas y los vómitos y aminora el dolor de los gases y la diarrea. También se utiliza como remedio contra el dolor menstrual y la ovulación dolorosa, la garganta inflamada y otros síntomas de resfriado. Además, se puede utilizar para bajar el nivel de colesterol y la acumulación de plaquetas en las arterias.

Parte empleada: raíz

La Sábila

Los médicos del antiguo Egipto curaban las heridas de flecha con sábila. Esta planta “mágica”, nativa de África es hoy día una de las hierbas más respetadas por la comunidad científica y utilizadas para problemas de la piel, tratamientos de belleza y remedios de primeros auxilios. El gel o cristal baboso de sus hojas contiene enzimas que mantienen limpios los tejidos quemados y ácido tánico que facilita la unión de las heridas. Es demulcente (protege el área), tiene compuestos analgésicos, antibacterianos y antiinflamatorios que alivian el dolor, contrarrestan la irritación de la piel, y reducen la formación de cicatrices. Goza además, de buena reputación como expectorante, pues combate los resfriados y las enfermedades de las vías respiratorias.

Parte empleada: cristales o gel de las hojas

La Lavanda

Los griegos la importaron de Siria por su fragancia, desde entonces el aroma de la lavanda perfuma salas, cuartos, y baños. Su nombre botánico, Lavándula, proviene del Latín lavare, que significa limpiar. Desde la Edad Media esta planta ha sido utilizada como remedio popular contra diversos males. La evidencia científica asegura que los más de 100 compuestos presentes en el aceite volátil de sus flores tienen un efecto calmante en el sistema nervioso central. Los botánicos consideran esta planta un remedio poderoso contra los dolores de cabeza, los calambres y espasmos musculares, los problemas digestivos leves y la depresión. Su efecto antiséptico la hace aliada de la piel y enemiga de las infecciones, es el único aceite esencial que puede aplicarse a la piel sin diluir.

Parte empleada: las flores y las hojas

Fuente: Herbolario: alternativas botánicas para un embarazo, parto y posparto naturales de Tania Rosario-Méndez. Info: MujerCambiante.com

In this Article

hierbas Mujer salud
More on this topic